Search

¿Amas las plantas pero sin querer las matas? Plantas de interior para principiantes

Antes de empezar, solo quiero decirte: no te sientas culpable, habemos muchas personas que sin querer matamos plantitas. Te debo confesar algo horrible, antes de este año, fui pésima para cuidar plantas. Hasta maté a Pancracio, una indefensa cactácea que dependía de mí para sobrevivir en esta jungla de cemento. De pequeña lo único que logré mantener vivo fue un cocopasto, o sea, en verdad era muy mala en esto.

En fin, luego de ser mamá y ver que mi pequeño humano sobrevive sin problemas, decidí que me quería quitar de la cabeza la idea de que "soy pésima cuidando plantas". Conocí una clienta que tiene muy buena mano con ellas y me inspiró a mejorar mis habilidades.

Y es que, diseñando interiores, el uso de plantas es FUNDAMENTAL, en verdad no puedo de ninguna manera dejar de lado esta conexión con la naturaleza en el interior de mi casa. Y a decir verdad, tú tampoco.

Pero por otro lado, debo ser honesta conmigo misma, aún no estoy lista para cuidar de una orquídea o esas plantas que necesitan muchos cuidados. Así que me puse a investigar y te quiero compartir estas plantas de interior para principiantes:


Potos o Teléfono

Le gustan los lugares iluminados pero no necesita luz directa del sol. Se riega cada vez que el sustrato está seco y se abona solo dos veces al año, en primavera y otoño.

La puedes tener colgante o en alguna repisa o escritorio. Lo bonito es que como es trepadora y crece rápido (aproximadamente cada tres meses), puedes ir guiando sus tallos por la habitación.



Monstera Deliciosa

Estoy OB-SE-SIO-NA-DA con esta planta. Hay dos tipos de Monstera, la Deliciosa (la más famosa) y la Adansonii (tiene huecos en medio de las hojas). Cualquiera de las dos se riegan una vez por semana o cuando a simple vista se note que la tierra está seca. Les gustan los espacios iluminados; si está junto a una ventana, rótala de vez en cuando para que le vaya dando la luz en todos lados y crezca más bonito. Si este último paso se te olvida, no es el fin del mundo. Una vez al mes le puedes poner un poco de tu cafecito de la mañana, funciona como abono.

Y si de casualidad sus hojas se empiezan a ver marrones, quiere decir que tu casa está muy seca; solo en ese caso, necesitas humedecerla con un atomizador.



Sansevieria

Me llamó la atención que se le conoce con muchos nombres: lengua de suegra, lengua de tigre, lengua de vaca, orejas de burro, planta serpiente. Pero bueno, ya tienes la foto para que te entiendan cuando la busques.

En cuanto veas seca la tierra, la riegas; eso es más o menos una vez por semana y les gusta que les quites el polvo con un trapo húmedo para que sus hojas respiren mejor y crezca más. Esta plantita sí la puedes tener en más sombra, no a fuerza junto a una ventana pero sí que le llegue a la habitación un poco de luz natural.


Solo ojo: si tienes perro o gato en casa, ten cuidado con que no se las coman, pueden causarles molestias estomacales.




Cinta

También la encontrarás como malamadre, lazo de amor o araña. Esta planta la puedes tener en maceta, en tierra o colgante. Si está en la sombra puede que pierda la banda blanca que las caracteriza pero suele sobrevivir sin problema.

Riégalas dos veces por semana y si puedes atomizarla dos veces al mes se va a poner muy contenta. De vez en cuando dan unas florecitas blancas que seguro te alegrarán al verlas.



Es importante que sepas que estas cuatro plantas (potos, monstera, lengua de suegra y malamadre), son purificadoras de aire. Así que créeme, ¡te sentirás muy bien de tenerlas en tu hogar!

Suculentas y cactus

Recuerda que son plantas desérticas, entonces necesitan poco riego pero bastante sol para ser felices. Asegúrate de que las macetas tengan buen drenaje para que no las vayas a encharcar, hay que regarlas con poca frecuencia; sabrás que es momento cuando se vea bien seca la tierra.

Lo más conveniente es que las pongas junto a una ventana en donde les dé el sol y lo ideal es que las vayas girando para que les de bien el sol en todos lados y crezcan más derechitas, si no, tenderán a inclinarse hacia en donde les dé el sol.



¡Perfecto! Ya estamos listos para tener nuestras primeras plantas de forma responsable en casa. ¡Nos deseo la mejor de las suertes!

Me encantaría que compartieras conmigo si este post te animó a tener plantitas en casa y cómo te fue con ellas.






60 views0 comments